jueves, septiembre 17, 2009

Agregado III

Uno se cree
que las mató
el tiempo y la ausencia.
Pero su tren
vendió boleto
de ida y vuelta.

Son aquellas pequeñas cosas,
que nos dejó un tiempo de rosas
en un rincón,
en un papel
o en un cajón.

Como un ladrón
te acechan detrás
de la puerta.
Te tienen tan
a su merced
como hojas muertas

que el viento arrastra allá o aquí,
que te sonríen tristes y
nos hacen que
lloremos cuando
nadie nos ve.

3 comentarios:

guille dijo...

y decime como te fue con las mechas de vidia

Anónimo dijo...

me emocionó leer el poema, las mudanzas son asi, remueven recuerdos, espero que lindos
te amo mucho, mamá

Anónimo dijo...

automáticamente tuve que escuhar esta canción...me hace llorar cuando nadie me ve... :P

camen