domingo, febrero 17, 2008

Otro finde en Maastricht (123ra. Semana)

Antes que nada y honrando los pedidos de la gente, detalles sobre las casas cúbicas.

Ahora sí, ¡¡¡BUENOS DÍAS, PAÍS (?)!!! (Hasta abrí los signos de admiración... creo que esto ya es un barranco)

¿Cómo les va? A mi cada vez se me hace más tarde para publicar... pero bueno, vengo de viajar 4 horas en tren desde Maastricht, así que ténganme paciencia. Se siguen sumando célebres personajes a los comentarios. La semana pasada ha sido Camen (sí, sin r), con sus irreprochables dosis de irreverencia y desopilación que siempre nos han alegrado los días. Bienvenida a la familia, Pimi, ahora que te diste cuenta que el tenerme de primo es sólo un pequeño agregado a la importante ausencia de infierno del judaísmo que es lo que verdaderamente impulsa tu decisión. Ahora te vas a desatar en serio, jejeje...

Veamos, un pequeño repaso mental de la semana me revela que no hay mucho por decir. Es por eso que me dedicaré a emitir dos opiniones:
  • Terminé de leer el primer tomo de los cuentos completos de Cortázar. Primero, habré de hacer una reflexión personal: no debería leer estas cosas de un tirón, puesto que termino aburrido, pero sólo por leer tanto seguido de corrido del mismo autor. La verdad, me encantó. Cualquier escritor que pueda mantenerme en vilo durante 5 páginas de relatar, aunque no se crea, cómo un hombre lucha para ponerse un pulóver es digno de mi admiración. Por supuesto, algunos cuentos no me dijeron mucho; pero es tan posible relacionarse con un cuento que genera una situación extraordinaria y tal vez fantástica con elementos de todos los días...
  • Como dije antes, acabo de llegar de Maastricht, donde pasé el fin de semana. Ayer a la noche fui con Gert al cine a ver Sweeney Todd. A ver, vayamos por partes. Helena Bonham Carter, una maravilla. Johnny Depp, de vuelta el muchacho de Eduardito Manostijeras, que me hizo recuperarle el respeto que le había perdido por seguir insistiendo despues de la primera "Piratas del Caribe". Ambos, cantando muy bien. Tim Burton, de nuevo ganando. Increíble manejo de los grises y dirección de un musical acerca de un barbero un poco loco. No quiero dar detalles por si alguien todavía no la vio... vale la pena por completo. (Nota para los impresionables: NO).

Creo que esto es todo por ahora.

Les mando un beso enorme y FELIZ CUMPLE PILI!

Buena Semana

3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por el aporte de las fotografías de los interiores de las casas cúbicas, yo busqué y busqué en internet pero sólo encontré exteriores, creo que me marearía de vivir alli.
Buena semana Mamá

Maria dijo...

Matisss!
en orden,
1)Me emocionó tu mención a mi persona,por varias razones:me sentí parte integrante del blog, me sentí famosa como cuando veo en la tele la propaganda del queso que compré en el super, mi ego se regocija en su chiquero, oficialmente me converti al primismo y judaísmo
2) Excelentes casas cubos. Yo también me marearía viviendo ahí, un poco por las líneas locas, otro poco por el vino que bebería todo el día en esos estrambóticos ambientes
3) Cortázar...pá! a mi final de juego me has llamado...y si "no se culpe a nadie" te mantuvo en sofocado vilo como a mi, esperá a repetir involuntariamente movimientos tontos en "instrucciones para subir una escalera" o la lógica predecible y totalmente demente de "pérdida y recuperación del cabello"...
contame como te tratan esos.

un besote grande,
camen (sin ere)

Ana M. Di Nezio dijo...

Puuuuu
Creo que me he empachado despues de tanto matiblog...
Debia muchas horas de atencion a tus relatos, necesitaba de ellos, gracias.
Claro que me encantaron las casas cubicas! son geniales, un poco locas pero creo que se llega mimetizar con la que tenemos todos nosotros.
Te mando un beso enorme!
TQM