domingo, enero 20, 2008

Ahora sí estamos todos (119na. Semana)

Buenas!

¿Cómo va? Esta, ha sido una semana muuuy tranquila.

El miércoles a la mañana tuve la primera reunión semanal con Rob desde las vacaciones. Se me mostró sorprendido porque tenía hecho mucho papel y muy poco trabajo de laboratorio. Me agarró justo después de volver, cuando uno todavía no tiene tanta pila y además, tuve como cuatro reuniones, de manera que no pude refutarle nada. De todos modos, me vino bien el asunto porque me metí en el laboratorio enseguida y no salí hasta el viernes a la tarde (es sólo una forma de decir, claro, porque sí fui a mi casa para dormir y además fui al gym). Esto es bueno porque hay que acumular resultados para la tesis, que toca empezar a escribir en ABR09 más o menos.

El sábado me vio levantarme tempranito, más temprano que el resto de la semana, pues tenía que dirigirme hacia el aeropuerto. La falta de sincronización entre el sitio web y la compañía de colectivos hizo que mientras me acercaba a la parada, viera a mi colectivo irse. Caminé 25 cuadras hasta la estación bajo la lluvia y cuando tuve la estación en vista, vi cómo se iba mi tren, lo cual me indicaba de una no muy sútil manera que iba a tener que esperar mojado media hora en la estación hasta que saliera el siguiente tren.

De todos modos, toda la mufa se esfumó en el momento en que a Gert, llegando de Sudáfrica, (unos 45 minutos más tarde de lo planeado) se le dio por fin por cruzar la puerta de vidrio que separa la cinta transportadora de valijas de la gente que ansiosa espera a sus viajantes seres cercanos. Después de eso, nos tomamos algo con su familia y después vinimos para acá. Gert está acá hasta el martes porque después tiene que hacer algunas cosas con el viejo.

Esto es todo por ahora.

Les mando un beso grande y que tengan buena semana.

1 comentario:

Lele dijo...

En Holanda no hay paraguas???
Abrazo